Print this page
Lunes, 09 Marzo 2020 14:48

Ser mujer en Bolivia; entre feminicidios, violencia y violaciones dentro del hogar

Calficar este artículo
(0 votos)

Este domingo, Día Internacional de la Mujer, los colectivos tomarán las calles para denunciar la inacción estatal ante la violencia feminicida, que ya segó 28 vidas —una cada dos días en promedio— y ante la violencia sexual.

Solo el primer mes del año, la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) recibió 3.245 denuncias de violencia intrafamiliar en Bolivia, que arroja un promedio diario de 105 casos y 239 violaciones, con una media de ocho vejámenes por día solo en enero.  Sin embargo, estas cifras representan una mínima proporción con respecto a los casos que se producen a diario.

Según la Fiscalía General del Estado, 28 mujeres fueron asesinadas del 1 de enero al 6 de marzo de 2020, declarado el 13 de enero por el gobierno de Jeanine Áñez, “Año de la Lucha Contra el Feminicidio y el Infanticidio”.

Diez fueron acuchilladas; cuatro fueron estranguladas, a otras cuatro las mataron a golpes de puño y puntapiés, dos fueron apaleadas y a dos las degollaron.

Además, una fue empujada de una pasarela, otra fue asesinada con una carga de dinamita y una fue asfixiada. Dos también fueron violadas por los feminicidas.

Del total de las víctimas, tres eran adolescentes, de entre 14 y 17 años; 12 se encontraban entre los 20 y los 29; nueve, entre los 30 y los 39, una en los 50 y otra había pasado los 70.

Un tercio de los feminicidas (9) era cónyuge de las víctimas; cuatro eran enamorados; otros cuatro, esposos; tres eran excónyuges, exesposos; dos no tenían relación con las víctimas y en dos casos, la investigación no concluyó.

Cuatro de los asesinos terminaron por suicidarse  y dos se acogieron al proceso abreviado, admitieron el crimen y fueron condenados a 30 años de prisión sin derecho a indulto. El resto se encuentra en las cárceles bolivianas con detención preventiva.

La FELCV también reportó que solo en el primer mes del año, 17 mujeres lograron sobrevivir a los crímenes machistas (feminicidio en el grado de tentativa, penado con 20 años de prisión).

La violencia es onmipresente en Bolivia. Para comprobarlo basta echar una mirada a los titulares informativos de cualquier día para caer en cuenta de lo tenebroso del bosque.

“Quinceañera es violada por su enamorado y sus dos amigos”. “Niña de 13 años es violada por su padrastro y queda embarazada”; “Joven de 22 años viola a su prima de 16”; “Acusan a tres comunarios de agresión sexual a una quinceañera; “Adolescente de 13 años fue violada y embarazada por su tío”; “Cae agricultor acusado de violar a su sobrina de 13 años”, “Niño de 12 años viola a una niña de 5”, “Menor embarazada de la pareja de su mamá”, y así...

Estas noticias se entremezclan con las de los crímenes de género —Bolivia tiene la tasa más alta de Sudamérica, según el Observatorio de Igualdad de Género de la Comisión Económica para América Latina y Caribe—: “2020 se inicia con dos feminicidios y cinco infanticidios en Bolivia”; “Nueve feminicidios en la primera semana de 2020”,  “Domingo trágico, 3 feminicidios en Bolivia”...

Por ello este domingo, colectivos y activistas convocaron a tomar las calles para denunciar la negligencia estatal.

Respecto a las críticas de estas organizaciones, el Ministerio de Justicia —al que Áñez encomendó la tarea de viabilizar la declaración de Alerta Nacional contra la violencia “de manera rápida y efectiva”—  informó a La Razón que el Servicio Plurinacional de la Mujer y de la Despatriarcalización (SerMujeres) “ha elaborado una propuesta inicial de plan de acción para la Declaratoria de Alerta, que propone varias tareas serias, concretas y verificables”.

“Dicho plan —agregó— involucra, principalmente, a las instancias que participan en la atención, persecución y sanción penal. A la fecha, estamos socializando esta propuesta (entre las entidades concernidas) a las que también se les ha solicitado que la retroalimenten”. Después se convocará a una comisión interinstitucional y multidisciplinaria que debe aprobar el plan y su presupuesto.

“Para que la declaratoria de alerta sea exitosa, es imprescindible disponer modificaciones presupuestarias y la dotación de recursos económicos adicionales. Una vez que estos pasos estén cumplidos, el Ministerio de Justicia, como ente rector, emitirá la Declaratoria de Alerta Nacional”, como dispone la Ley 348 o Ley para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia.

Esa cartera de Estado también destacó que SerMujeres logró, en coordinación con el Ministerio de Educación, que la prevención de la violencia ingrese en el currículo del Programa Sociocomunitario Productivo  de la gestión 2020.

“Queda pendiente la incorporación de la prevención en la currícula formal del sistema educativo, es decir como una materia”.

Info adicional

  • Medio: La Razón
  • Fecha: Domingo, 08 Marzo 2020
  • Categoria: Sociedad
  • Sección: Sociedad
  • Tema: Ley 348
Visto 185 veces