Martes, 06 Marzo 2018 13:40

Amotinamiento de reos desvela inseguridad en cárcel Palmasola

Calficar este artículo
(0 votos)

El intento de fuga y recaptura de siete reos de la cárcel Palmasola desveló otra vez inseguridad en ese centro penitenciario, en tensión desde la prohibición de que niños y adolescentes vivan con sus padres.

La trifulca comenzó cerca de las 13:30 de ayer, lunes, cuando internos del pabellón PC-3 empezaron a lanzar palos y piedras en medio de gritos a seis policías que llegaban al lugar, según contó Margot que conversaba con un familiar que se encuentra privado de libertad.

En cuestión de minutos, los policías redoblaron en número y la gresca fue creciendo; los efectivos lanzaron gases lacrimógenos porque la refriega alcanzó su punto álgido, cerca de las 13:30. Las personas que se encontraban de visita fueron llevadas a la capilla de Palmasola y de ahí en adelante Margot sólo pudo oír gritos y disparos.

Siete privados de libertad huyeron en medio del enfrentamiento, pero la Policía los recapturó al final de la jornada, cinco en el mismo penal. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, confirmó que el amotinamiento de los internos fue por prohibir que niños, niñas y adolescentes vivan en los pabellones de la cárcel.

"El día de hoy (por ayer) a las 13.40 las personas privadas de libertad del sector denominado PC-4 se amotinaron, ante las medidas adoptadas en días pasados de la restricción del ingreso de niñas niños y adolescentes a los pabellones del Centro Penitenciario", señala el comunicado del Ministerio de Gobierno.

El Ministro aclaró que las visitas de niños a las cárceles no están prohibidas, se seguirán realizando pero en áreas exclusivas con el objetivo de precautelar los derechos de los menores de edad.

Según el comandante departamental de la Policía de Santa Cruz, coronel Alfonso Siles, tres internos fueron recapturados fuera del penal y los otros tres en el PC-4, que es otro sector en la cárcel.

No obstante, por la noche, el ministro Romero informó de siete personas que intentaron escapar, pero sólo dos lograron este objetivo, aunque ambos fueron capturados.

"Lograron este objetivo dos internos que han sido recapturados por la Policía boliviana en inmediaciones de Palmasola y cinco que se escondieron seguramente con el intento de fuga, pero que no habían logrado abandonar el recinto de Palmasola", sostuvo.

El jefe policial informó que la situación está bajo control en Palmasola, con estricta vigilancia y descartó que hubiera balacera en el conflicto.

Dos reos resultaron heridos, uno con fracturas que se hizo en su intento de escapar, y otro con herida de bala, según el Ministerio.

La medida de restricción fue dispuesta luego de que la semana pasada se conociera que una niña fue objeto de vejaciones al interior de la cárcel de Palmasola, por lo que un juez dispuso el retiro de los menores de la cárcel. Esta instrucción hizo que la Gobernación de Santa Cruz, hasta ayer, retirase a 34 menores de edad, de entre seis y 14 años.

Los familiares de los internos que estaban fuera del centro penitenciario intentaron ingresar al lugar por la fuerza tras los incidentes, lo que obligó a los efectivos policiales a usar agentes químicos para dispersar a la gente.

Las últimas revueltas en la prisión

Los escándalos en el penal Palmasola no son nuevos. En 2005, en medio de una balacera, 27 reclusos de Chonchocorito, el área de mayor seguridad del penal, huyeron. El hecho fue llamado la fuga del siglo.

Un camión cargado con ladrillos fue tomado por un grupo de reos, cuyos cabecillas fueron el brasileño Sandro de Carvalho y el paraguayo Derlis Dávalos. Con el vehículo se llevaron por delante el portón del penal mientras disparaban a policías y civiles a su paso.

El hecho concluyó con varios muertos. Si bien muchos de los convictos fueron recapturados, otros hasta la fecha continúan prófugos.

Otro hecho de trascendencia ocurrió en 2013. En esa ocasión un motín que se generó por una pugna de poder entre dos bandos dejó 30 muertos y 70 heridos.

Hicieron estallar garrafas, usaron machetes y otras armas punzocortantes para pelear. Los que no pudieron escapar del fuego murieron calcinados, entre ellos un niño de un año.

Asimismo, en 2017 lo que comenzó como una reunión para planificar la mejor forma de pasar el Carnaval en la cárcel terminó en desastre. Una reyerta concluyó con el fallecimiento de Jaime Fernández Crespo.

Info adicional

  • Medio: Correo del Sur
  • Fecha: Martes, 06 Marzo 2018
  • Categoria: Seguridad
  • Sección: Seguridad
  • Tema: Cárceles
  • Link: http://correodelsur.com/seguridad/20180306_amotinamiento-de-reos-desvela-inseguridad-en-carcel-palmasola.html
Visto 218 veces