Dijo que las autoridades del sistema de justicia no han entendido responsablemente su obligación legal de encarar acciones para reducir el hacinamiento carcelario.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, confirmó la destitución del gobernador del penal de Palmasola, Wilfredo Coca, jefe policial que llegó en reemplazo del exgobernador Nelsón Pacheco, cambio que se dio en los primeros días de esta gestión.

Funcionarios municipales y dirigentes cívicos de algunos municipios habrían llegado a los juzgados para desalojar a los trabajadores, acusándolos de estar atentando contra la salud.

El penal lleva 55 días de aislamiento y restricciones de las visitas, en cumplimiento de la cuarentena.

La norma aprobada por la presidenta Jeanine Añez generó alarma y preocupación en los periodistas porque limita la libertad de expresión que está garantizada en la CPE.

Un contingente policial ingresó la noche de este lunes a la cárcel de Palmasola, en Santa Cruz, después de que se reportó un motín de reclusos.