Tras una nueva matanza en Palmasola, la oposición exige que la Fiscalía investigue y procese a dos ministros, y propone una especie de privatización en la administración del penal, mientras que el Gobierno apunta al sistema judicial que tiene a la cárcel cruceña llena de detenidos preventivos, lo que genera un hacinamiento insostenible, y asegura que la construcción de una nueva cárcel debe aliviar el problema.

La permanencia de menores junto a sus padres en los penales es el tema que incomoda a las autoridades y aflige a los privados de libertad, en el país.

Javier acaba de cumplir 24 años y lleva más de dos años en la cárcel. Fue aprehendido por sustraer dos celulares, un delito de bagatela que la fiscalía tipificó como robo agravado, y cumple detención preventiva desde diciembre de 2015.

Luego del motín carcelario con fuga de seis presos de Palmasola, el Ministerio de Gobierno y la Policía Boliviana ordenaron el relevo de los policías que brindaban servicios de seguridad  y serán reemplazados por grupos de élite para el control interno y externo del centro penitenciario.

El intento de fuga y recaptura de siete reos de la cárcel Palmasola desveló otra vez inseguridad en ese centro penitenciario, en tensión desde la prohibición de que niños y adolescentes vivan con sus padres.

La trifulca comenzó cerca de las 13:30 de ayer, lunes, cuando internos del pabellón PC-3 empezaron a lanzar palos y piedras en medio de gritos a seis policías que llegaban al lugar, según contó Margot que conversaba con un familiar que se encuentra privado de libertad.

En cuestión de minutos, los policías redoblaron en número y la gresca fue creciendo; los efectivos lanzaron gases lacrimógenos porque la refriega alcanzó su punto álgido, cerca de las 13:30. Las personas que se encontraban de visita fueron llevadas a la capilla de Palmasola y de ahí en adelante Margot sólo pudo oír gritos y disparos.

Siete privados de libertad huyeron en medio del enfrentamiento, pero la Policía los recapturó al final de la jornada, cinco en el mismo penal. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, confirmó que el amotinamiento de los internos fue por prohibir que niños, niñas y adolescentes vivan en los pabellones de la cárcel.

"El día de hoy (por ayer) a las 13.40 las personas privadas de libertad del sector denominado PC-4 se amotinaron, ante las medidas adoptadas en días pasados de la restricción del ingreso de niñas niños y adolescentes a los pabellones del Centro Penitenciario", señala el comunicado del Ministerio de Gobierno.

El Ministro aclaró que las visitas de niños a las cárceles no están prohibidas, se seguirán realizando pero en áreas exclusivas con el objetivo de precautelar los derechos de los menores de edad.

Según el comandante departamental de la Policía de Santa Cruz, coronel Alfonso Siles, tres internos fueron recapturados fuera del penal y los otros tres en el PC-4, que es otro sector en la cárcel.

La Fiscal General instruyó la conformación de una comisión de fiscales para investigar la fuga y recaptura de reclusos en el penal Palmasola de Santa Cruz, para determinar el origen de estos hechos y las responsabilidades, informó este martes el fiscal General, Ramiro Guerrero.